Herramientas, ideas y consejos para tapizar tu sofá

Ha llegado a su domicilio el furgón del tapicero... Si te gusta el bricolaje y has decidido tapizar por tu cuenta tus sofás, sillas o tresillos, en este artículo encontrarás algunas ideas y consejos. Y también veremos algunas herramientas y útiles que te facilitarán la tarea.

Herramientas para tapizar el asiento de una silla grapadora, cinta métrica

Antes de tapizar: herramientas del tapicero, materiales y fases del tapizado

Para tapizar un sofá o una silla se necesita como mínimo tela y clavos o tachuelas de tapicero con que fijarla. Eso está claro. La grapadora de tapicero aporta una ventaja evidente: mientras que una mano sujeta, la otra clava. Con las tachuelas se echa en falta una tercera mano, si bien se puede recurrir a herramientas como el martillo magnético de tapicero, que cuenta con un imán que sujeta en su cabeza los clavos.

En cualquier caso, tanto si se usa martillo o grapadora para clavar el tejido, hay que tener en cuenta que el grapado es solo uno de los pasos del proceso de tapizado. Quitar tachuelas, destapizar o reforzar y restaurar la estructura de madera son otras tareas del oficio. Y sin los útiles adecuados, estos trabajos pueden ser lentos, pesados y laboriosos.

Así pues, de la misma forma que la grapadora simplifica en gran medida la fase del grapado en la tapicería, herramientas como la pata de cabra y el tensor de cinchas son una ayuda esencial en el destapizado y el montaje de las cintas, respectivamente.

Quitando clavos y grapas

Quitar los tejidos y el material de acolchado (espuma, fieltro, cinchas de cáñamo o esparto) siempre implica retirar grapas, tachuelas o clavos. Por estar embutidas en la madera, las grapas son difíciles de quitar. Además, a diferencia de las tachuelas, la superficie de trabajo es muy pequeña, ya que no tienen cabeza, lo que complica más las cosas.

Dos herramientas básicas para destapizar son el destornillador y el martillo. Es típico recurrir a ellas porque todo el mundo las tiene en su casa. Pero el destornillador no es la herramienta más apropiada para quitar grapas. Primero, porque tiende a dañar la madera. Y segundo, porque no es tan fácil deslizarlo por debajo de la grapa.

Sin embargo, existe un truco para convertir un viejo destornillador en un eficaz sacagrapas. Consiste en desbastar el bisel de la punta para adelgazarlo. Una vez afilado el extremo, insertar el destornillador bajo el alambre resulta más fácil. Pero si, además, tallamos con una lima o amoladora una ranura en forma de V, ya tendremos en nuestro poder una rudimentaria, pero eficaz, pata de cabra de tapicero.

Pata de cabra, quitagrapas o sacagrapas de tapicero

El destornillador modificado del ejemplo anterior tiene una ventaja: sirve también para extraer clavos de tapicero. Solo hay que alojar la cabeza de la tachuela en la ranura en V. Se golpea después con una maza para asegurar la boca contra la cabeza. Y finalmente, se aplica palanca para retirar el clavo.

En su versión profesional, a la herramienta que sirve para sacar tachuelas se la conoce como pata de cabra, quitagrapas o sacagrapas de tapicero. Para evitar dañar el mango del sacagrapas, es mejor golpear con una maza de madera o goma, o incluso un martillo de nailon, que también sirve para clavar tachuelas sin arañarlas ni abollarlas.

 Desclavadora de doble punta, sacagrapas de tapicería profesional, alta calidad.
Desclavadora de doble punta, sacagrapas de tapicería profesional, alta calidad.
  • Sacagrapas de doble punta para trabajos de tapicería y bricolaje. Extractor de grapas manual de alta calidad para profesionales. Caracteristicas: Herramienta desclavadora manual de alta calidad. Sacagrapas de doble punta, (pata de cabra). Herramienta de acero endurecido para su durabilidad. Mango de madera natural. Longitud 21 cm. Peso 86 gr.
 Faithfull FAITACKLIFT-TBK - Empuñadora de goma suave para quitar la alfombra color azul y verde
Faithfull FAITACKLIFT-TBK - Empuñadora de goma suave para quitar la alfombra color azul y verde
  • Para quitar la moqueta y quitar los clavos de los tapices
  • Cabeza en V
  • Fácil de usar
  • Mango de goma
 Extraegrapas de palanca Rapid R3
Extraegrapas de palanca Rapid R3
  • Removedor de grapas con mango firme y alicates de agarre
  • Elimina casi cualquier alimento básico
  • Piezas de desgaste de acero
  • Agarre de mandíbula
 Martillo mazo de nailon con mango de madera de haya y bocas recambiables de 25mm Bellota 8050-25
Martillo mazo de nailon con mango de madera de haya y bocas recambiables de 25mm Bellota 8050-25
  • Martillo con bocas de nylon recambiables
  • Perfecta unión cabeza mango con cuña de fibra de vidrio patentada
  • Fiabilidad y seguridad en el uso
  • Mango de madera de haya, ideal para herramientas de golpeo

Reforzando la estructura de madera

Ya hemos dejado de lado la pata de cabra: todas las grapas han sido quitadas. Sin el fieltro, las espumas y las cinchas de tapicero que lo cubrían, el armazón de madera del sofá queda ahora expuesto. Y cabe la posibilidad de que el uso intenso durante tantos años haya aflojado las juntas de madera...

Si los largueros o travesaños del sofá tienen holguras, si se tambalean, si la estructura del sofá ya no es sólida, nos tocará reforzar el armazón en la medida de lo posible. Un consejo: el mejor resultado se logra reencolando las juntas con cola de carpintero y prensas o sargentos. Los refuerzos con pletinas o escuadras metálicas no son tan eficaces. También sustituiremos en esta fase las maderas rotas.

Tensando las cinchas sobre el marco

A diferencia de las sillas, que están encordadas con cuerda de sisal o enea, la estructura de soporte del asiento y el respaldo en un sofa se forman con un entramado de cinchas. Si las cinchas de goma, cáñamo, yute o esparto están en mal estado, es momento de sustituirlas. Las cintas se entrelazan como si fuesen los hilos de un tejido siguiendo un patrón. Y se acostumbra a dejar una separación de 2-3 cm entre ellas.

En otras disposiciones, sin embargo, las cinchas están más distantes y sobre los solapos se colocan muelles o resortes metálicos. Se pueden aprender las técnicas, descubrir los trucos del oficio y conocer las diferencias entre los distintos tipos de muelles y cinchas leyendo un libro sobre tapicería.

Antes de hablar sobre el tensor de cinchas, un par de consejos. Primero, es aconsejable disponer las grapas en patrón escalonado para evitar rajar la madera a lo largo de la veta. Segundo, no hay que medir ni cortar las piezas a la medida, tan solo grapar un extremo, aplicar tensión, grapar la punta opuesta de la cincha y cortar. De esta manera, no se desperdicia material y apenas se generan sobrantes.

Tensor de cinchas para tapicería Tensor de cinchas para tapicería

El tensor de cinchas es la herramienta de tapicería que sirve para estirar las cintas antes de clavarlas sobre el armazón de madera. Posee un mango de madera en cuyo extremo se disponen unas puntas de acero sobre un soporte de madera que, por lo general, tiene un extremo de goma antideslizante. Este útil facilita mucho el estirado de las cinchas y permite hacer la tarea de forma segura.

 Tensor de tapicero para cinchas Osborne 253 con cuello de ganso
Tensor de tapicero para cinchas Osborne 253 con cuello de ganso
  • C.S. Osborne No. 253 - Estirador de cuello de cisne
  • estirador de mano para atrapar la correa cerca del marco con un montón de palanca.
  • Igualmente eficiente para la mano derecha o izquierda. Construcción extrarresistente. La herramienta funciona muy rápido y muy eficiente.
  • La herramienta se coloca primero contra el marco del asiento de la silla. A continuación, el extremo de la correa se tira en los picos y utilizando el extremo de goma antideslizante de la herramienta para apalancar la correa se tira firmemente sobre el asiento antes de clavar o grapar en su lugar.

Estirador profesional de cinchas para tapicería muy robusto muy eficaz y seguro. O. S. Osborne ofrece repuestos de goma corrugada para esta herramienta (referencia 253-R).

 Tensor de cinchas para tapicería Osborne 255 con extremo de goma
Tensor de cinchas para tapicería Osborne 255 con extremo de goma
  • Enganche de cincha (extremo de goma) Osborne No. 255
  • C.S Osborne
  • Alta calidad
  • Longitud: 20 cm

Osborne No. 255 es un tensor de cinchas para tapicería de alta calidad. Incluye seis púas de acero, goma rugosa y antidelislizante en su extremo y empuñadura tallada en el cuerpo. Es más corto y manejable que el modelo de cuello de cisne.

Como también pasa con las herramientas manuales de zapatero, los tensores de cincha no son baratos. C.S. Osborne, uno de los fabricantes de este tipo de útil, ofrece esta herramienta en dos modalidades: con cuello de cisne y con empuñadura recta. Esta última es un poco más barata que la anterior y se tensa sobre los travesaños como se muestra en la siguiente figura:

Cómo se usa el tensor de cinchas para tapizar Modo de uso de un tensor de cincha para tapicero

¿Qué grapadora usar para tapizar?

¡Y llegó el momento esperado! El de clavar la tela. ¿Qué grapadora utilizar para ello? En tapicería se usan tres tipos de grapadoras: mecánica, eléctrica y neumática. La primera de ellas es la más económica, mientras que la de aire comprimido suele ser la más potente. A continuación se señalan sus ventajas e inconvenientes.

Veamos, en primer lugar, las grapadoras clavadoras mecánicas (ejemplo: serie Petrus TOP). La ventaja de esta herramienta manual es que no requiere fuente de energía: los músculos de la mano aportan la fuerza de disparo. Y a la vez este es su principal desventaja. Por un lado, no necesitan ni electricidad ni un compresor de aire, son baratas y admiten, casi todas ellas, varios largos de grapa; por otro, en trabajos intensivos causan una gran fatiga en la mano y ralentizan la tarea.

En segundo lugar, para minimizar el cansancio —y mejorar el rendimiento—, se inventaron herramientas de grapar eléctricas como la grapadora Einhell TC-20. Estas máquinas no requieren de la fuerza del operario para accionar el resorte que dispara las grapas, sino de electricidad. En consecuencia, su uso no causa fatiga y se efectúa el trabajo con más eficacia. Las grapadoras eléctricas de tapicero pueden llevar batería de litio o conexión directa a la red.

Nos queda tratar, finalmente, con las grapadoras neumáticas, es decir, grapadoras que funcionan con aire comprimido. Son sin duda las más potentes, pero también las más caras y las que más espacio ocupan, puesto que además de la máquina se debe disponer del compresor de aire, al cual van conectadas por una manguera. Grapan sin dificultad materiales gruesos o duros. Es una herramienta profesional que no debe faltar en el taller de tapicería.

Taller de tapizado: grapadora neumática y asiento de un taburete Tapizado de un asiento de cuero sintético con una grapadora neumática

Resumen

A modo de resumen, un trabajo de tapicería comprende, a menos que el mueble sea nuevo, dos tareas: destapizado y tapizado. En la primera fase se eliminan las telas y tejidos, así como el material de acolchado (espumas, fieltros, lana) y de soporte (cinchas, muelles) que estén en mal estado. Para ser eficientes en esta tarea son esenciales herramientas de tapicería como la pata de cabra de tapicero, el martillo y tal vez un viejo destornillador modificado.

Para el retapizado propiamente dicho, además de una grapadora y grapas de alambre galvanizado o inoxidable con distintas medidas de pata, es de gran utilidad el tensor de cinchas y un martillo magnético de tapicero, que nos deja libre la mano que sujeta el clavo. ¡Y no hay que olvidarse de tener a mano unas buenas tijeras!